SECTOR AHORRO Y CRÉDITO, GENERADORES Y REPARTIDORES DE RIQUEZA

Evidenciado el resultado de la Cooperación

El Sector Ahorro y Crédito, ha consolidado y eficientizado una gran labor, siendo generadores y repartidores de riqueza y evidenciando el resultado de la cooperación, de una gestión efectiva y competitiva real.

Solucionando las necesidades de los asociados, las cooperativas de ahorro y crédito agrupan a más de 749 mil costarricense, se caracterizan por representar la clase motora del país, significando un 84,78% de asalariados y un 15,22% de personas que generan sus ingresos de forma independiente.

Una característica muy particular del Sector, es que nos integramos por costarricenses que representan grupos de todas las edades y que tiene alcance y acceso a sus servicios en todo el país, manteniendo una concentración asociativa en todas las provincias.

Como parte de su labor persistente de mejorar la condición de vida del asociado, año a año las cooperativas de ahorro y crédito dinamizan su gestión para generar una retribución (excedente) a ese capital, a esa propiedad patrimonial que ha atesorado el asociado.

En las COOPERATIVAS DE AHORRO Y CREDITO, los excedentes que se generan, se distribuyen entre todas y todos los asociados de las cooperativas como dueños, propietarios, usuarios y receptores activos del servicio, en condiciones de prontitud y servicio que sin duda ningún otro operador financiero puede brindarles.

Una característica muy particular del Sector, es que nos integramos por costarricenses que representan grupos de todas las edades y que tiene alcance y acceso a sus servicios en todo el país, manteniendo una concentración asociativa en todas las provincias.

Como parte de su labor persistente de mejorar la condición de vida del asociado, año a año las cooperativas de ahorro y crédito dinamizan su gestión para generar una retribución (excedente) a ese capital, a esa propiedad patrimonial que ha atesorado el asociado.

En las COOPERATIVAS DE AHORRO Y CREDITO, los excedentes que se generan, se distribuyen entre todas y todos los asociados de las cooperativas como dueños, propietarios, usuarios y receptores activos del servicio, en condiciones de prontitud y servicio que sin duda ningún otro operador financiero puede brindarles.