A propósito del proyecto de Ley que implementa la Supervisión Consolidada en Costa Rica y sus implicaciones en el Sector Financiero Supervisado
1082
post-template-default,single,single-post,postid-1082,single-format-standard,edgt-core-1.0,stockholm-core-1.1,select-theme-ver-5.1.8,ajax_fade,page_not_loaded,side_area_uncovered,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.5,vc_responsive

A propósito del proyecto de Ley que implementa la Supervisión Consolidada en Costa Rica y sus implicaciones en el Sector Financiero Supervisado

Un documento elaborado por la Asociación de Supervisores Bancarios de las Américas (ASBA) sobre supervisión consolidada, la define como un enfoque integral de la supervisión bancaria, que trata de evaluar la fortaleza de un grupo económico en su totalidad, tomando en cuenta todos los riesgos que pueden afectar a un banco (o a firmas individuales reguladas dentro del grupo), sin importar, si estos riesgos se llevan en los libros del banco o en los de las entidades relacionadas. 

 

Por lo tanto, su objetivo es tomar en cuenta todos los riesgos del grupo financiero, con el fin de evaluar su salud financiera y evitar daños en el Sistema Financiero Nacional.

 

Hasta la fecha, Costa Rica, es uno de los países en donde no se realiza una supervisión consolidada, específicamente porque no hay una regulación que lo permita. En las Superintendencias de países como Colombia, Perú, Chile y Ecuador por nombrar algunas, existen desde hace algún tiempo memorandos de entendimiento (MOU) para compartir información y para generar sinergias en cuanto a las metodologías de supervisión que previenen la ocurrencia de riesgos en las entidades.

 

Uno de los cambios más importantes en este enfoque de supervisión ampliada al grupo, es que todos los riesgos de un grupo bancario, son tomados en cuenta, en donde quiera que estén registrados, va más allá de la consolidación contable.

 

De acuerdo con la propuesta y una vez que sea aprobado por la Asamblea Legislativa entrará en vigencia en los 36 meses posteriores, para lo cual, las entidades deberán prepararse para enfrentar cambios y adaptarse a la normatividad, ya que se emitirán nuevas normativas incluso más rigurosas en cuanto a temas como: gobierno corporativo, gestión de riesgos, situación financiera, operación y económica, cumplimiento legal y regulatorio que está expuesta la entidad. Aunado a estos cambios se observará un cambio importante en el modelo de calificación de entidades según su riesgo (SUGEF 24-00).

 

Sin embargo, con las reformas no queda claro que pasará con aquellas entidades que no son del giro normal de intermediación financiera, la gran pregunta es: ¿si SUGEF o la Superintendencia que vigila el grupo tendrá la capacidad técnica de supervisar otro tipo de industria (retail, electrodomésticos, tecnología, entre otros) que no es su especialidad? Es un reto para la misma entidad y para la Superintendencia, porque tendrá que emitir normativas para empresas que no son de intermediación financiera.

 

Por otra parte, se desprende de la propuesta algunos aspectos a considerar:

 

  • La empresa controladora del Conglomerado tendrá que invertir en autorregulación de sus empresas, para cumplir con las nuevas disposiciones en cuanto a supervisión consolidada.
  • La Superintendencia debe disponer de facultades para limitar la gama de actividades que este puede realizar a nivel consolidado.
  • La Superintendencia requiere un claro entendimiento acerca de las prácticas; gobierno, riesgos, situación financiera de cada entidad, empresa que pertenece al grupo y conglomerado financiero a nivel individual y consolidado.
  • Se debe dotar a los participantes del Sistema Financiero un régimen sancionatorio que inhiba la realización de todas aquellas conductas que puedan atentar contra la transparencia.  
  • Revisar los documentos que respaldan las labores de las auditorías externas.
  • Crear nuevas supervisiones a las empresas del conglomerado financiero, para examinar sus archivos y solicitar la información que se requiera por parte de la Superintendencia para determinar si existen vínculos u operaciones que puedan representar un riesgo.
  • Modificación de los estatutos para ajustarse a las disposiciones y a las normas.

 

Para las cooperativas de ahorro y crédito que actualmente están registradas como grupos financieros, tienen grandes retos que deben de ajustar a la nueva normativa y en general a los procesos de supervisión basada en riesgos que está implementando la Superintendenciaz

 

Álvaro Durán Vargas
Gestión Estratégica