¿Por qué buscamos ingresar a la universidad de los gobiernos?
1118
post-template-default,single,single-post,postid-1118,single-format-standard,edgt-core-1.0,stockholm-core-1.1,select-theme-ver-5.1.8,ajax_fade,page_not_loaded,side_area_uncovered,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.5,vc_responsive

¿Por qué buscamos ingresar a la universidad de los gobiernos?

Por Dyalá Jiménez Figueres, Ministra de Comercio Exterior

 

¿Por qué queremos integrarnos a la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE),? En esencia, porque los países OCDE, como ocurre en las buenas universidades, buscan la mejora continua mediante el uso del conocimiento. De este modo pueden adaptarse a los desafíos constantes que el mundo plantea e impulsar el bienestar integral de sus ciudadanos.

Por ejemplo, ahora se están discutiendo temas como la desigualdad, las mejores maneras de afrontar el cambio climático, los desafíos de la revolución tecnológica y la solución de controversias comerciales, entre otros. El propósito es identificar las mejores prácticas posibles para abordar esos desafíos y, así, generar más desarrollo económico y social. Pertenecer a la OCDE, además, equivale a obtener una certificación de buen desempeño nacional ante el mundo, con todos los beneficios que esto implica, sobre todo de cara a los inversionistas.

Costa Rica apostó por este proceso como una forma de orientar los cambios necesarios en nuestro Estado para que la calidad de vida de las y los ciudadanos mejore significativamente. Esta Administración está convencida de que el trabajo en equipo, con el apoyo de la OCDE, es clave para mejorar los servicios del Estado a favor de las personas. Este proceso nos va a ayudar a dejar establecidas decretos y leyes que mejoren nuestro desempeño en temas como trámites, informalidad, sistema educativo, competencia entre los comercios, desarrollo pesquero y estadísticas, por poner algunos ejemplos. También queremos conseguir que nuestro Estado tome decisiones usando datos y evidencia, con metas de corto, mediano y largo plazo, no cambiando de dirección constantemente ni haciendo política por ocurrencias o de corto plazo.

Como los países miembros de esa organización se caracterizan por combinar el desarrollo y la prosperidad con el bienestar social, es natural que Costa Rica sea candidata. De hecho, nosotros también tenemos mucho que compartir con la organización, y justamente por ello es que la OCDE aprobó nuestra candidatura.

En efecto, para integrarse a ella no hay requisitos de tamaño de la economía, sino de la manera en que está diseñada la estructura económica. Por ejemplo, cinco países tienen un ingreso per cápita menor que el nuestro. Además, más allá del tema macroeconómico, la vara con que se miden esos países es otra; por ejemplo, si comparten valores de libertad y democracia y si persiguen la agenda de Objetivos de Desarrollo Sostenible; si tienen la voluntad y el compromiso de aplicar las mejores prácticas y buscar la mejora constante en la gestión institucional, lo que es equivalente a ser resiliente; entre otros aspectos.

La Organización se compone de una secretaría donde trabajan expertos técnicos en distintas áreas. Además, participan los países miembros, los cuales designan a diferentes personas para ser parte de la dinámica evaluando a todos los países en los diferentes comités; son más de 25 comités que funcionan de manera permanente, con sus grupos de trabajo técnicos.

Después de varios años de análisis y de presentación de nuestra candidatura, la OCDE determinó al iniciar el proceso formal de ingreso que 22 comités nos evaluarían. Lo que hacen estos comités es estudiar a profundidad nuestras políticas, prácticas y normas legales en las siguientes áreas: inversión; régimen de competencia; administración pública; mercados financieros; seguros y pensiones; medio ambiente; pesca; responsabilidad por soborno en transacciones comerciales internacionales; gobernanza de las empresas estatales y privadas; sistema de estadísticas; manejo y tratamiento de químicos; economía y desarrollo; política educativa, empleo y asuntos sociales; salud; comercio y créditos a la exportación; agricultura; ciencia y tecnología; economía digital; política regulatoria; y política del consumidor.

A la fecha hemos logrado 15 aprobaciones, por lo que aún nos falta aprobar otros 7 comités. Si bien el Ministerio de Comercio Exterior es el ministerio coordinador del proceso de ingreso a la OCDE, se necesita el trabajo de muchos ministerios e instituciones públicas. Además, la Asamblea Legislativa estableció recientemente una comisión especial para los proyectos de ley requeridos para el ingreso a la OCDE, con una integración de mucho peso. El país tiene como meta concluir este proceso durante el año 2020.

Les invito a acompañarnos a caminar en este proceso de transformación de nuestra Costa Rica.

Pueden encontrar más información en http://www.comex.go.cr/proceso-ingreso-ocde/, donde también podrán enviarnos sus comentarios y sugerencias.